986 29 11 82 / 666 497 286 info@clinicabalaidos.com

Quiero unos dientes más blancos, ¿que puedo hacer?

Todos hemos querido en alguna ocasión presentar una sonrisa mucho más bonita y lucir unos dientes más blancos. En los últimos años ha aumentado la demanda de tratamientos estéticos en nuestra consulta y sobretodo los blanqueamientos dentales pero, ¿sabemos exactamente en que consisten?,¿conllevan algún riesgo?, ¿requieren algún cuidado en especial?.
Para solucionar todas estas dudas, hoy en nuestro blog vamos a hablar sobre los blanqueamientos dentales.

Un blanqueamiento dental es un tratamiento que nos permite modificar el color de los dientes haciéndolos más claros. Es un tratamiento odontológico, es decir, no es un tratamiento meramente estético que se puede hacer en cualquier lugar. Debe ser realizado siempre por un odontólogo bajo su supervisión y será él mismo quien seleccione la técnica a utilizar. Puede tratarse de un tratamiento en la consulta o domiciliario, pero siempre bajo el control estricto por parte del dentista.

El profesional nos debe hacer un diagnóstico previo y si nuestro caso es favorable al tratamiento, se realizará el blanqueamiento dental controlando que todo funcione perfectamente y que no hay peligro para nuestras encías y dientes.

Debe ser realizado siempre por un odontólogo bajo su supervisión y será él mismo quien seleccione la técnica a utilizar.

Hay varios tipos de blanqueamientos dentales que a continuación explicaremos:

-Blanquamiento dental en clínica: se realiza en la clínica dental. Se consiguen resultados muy rápido y ya visibles en la primera sesión. Consiste en colocar una barrera que protege los labios y encías y aplicar un gel blanqueante sobre los dientes. Normalmente cada sesión dura entre 30-40min.

-Blanqueamiento dental domicilario o en casa: es un blanqueamiento que podemos hacer en nuestra casa. Se utilizan unas férulas de plástico en las que se aplica un gel blanqueador siguiendo las indicaciones siempre del odontólogo.

-Blanqueamiento dental mixto : es una combinación de los dos anteriores. Se realiza cuando queremos conseguir mayores resultados tras el tratamiento en clínica.
Blanqueamiento interno: se utiliza para blanquear dientes endodonciados cuando éstos tienen una coloración más oscura que el resto de las piezas y así poder igualar el tono.

El tratamiento de blanqueamiento dental normalmente no es doloroso. Es posible que algún paciente con sensibilidad extrema pueda sentir dolor, pero se produce como la sensibilidad a un helado o a una bebida muy fría. Además, sabiéndolo se puede pre-tratar para que no suceda o controlarlo para evitar que vaya a más o que llegue a ser molesto. Habitualmente es momentáneo y se soluciona de forma espontánea. En ocasiones es necesario hacer algún tipo de medida ya sea referente a modificar la pauta de tratamiento o utilizar colutorios o pastas dentífricas que colaboren en hacer que la sensibilidad disminuya y llegue a desaparecer.

Existe el mito de que puede dañar el esmalte, pero si se efectúa de forma correcta no es peligroso ni hay daño en el esmalte. Se deben seguir las instrucciones del dentista, emplear un producto seguro, con una regulación sanitaria y vendido por empresas adecuadas. En Clínica Dental Balaídos usamos materiales totalmente seguros, autorizados en España y adquiridos en las mejores casas comerciales especializadas en blanqueamientos dentales. Además siempre serán supervisados por nuestra doctora.

Una vez que hemos conseguido blanquear hasta el tono deseado, es importante seguir unas pautas para mantenerlo el máximo tiempo posible. Debemos saber que el tiempo es uno de los principales factores que hace oscurecer el color de los dientes. Si se blanquea un diente, con el tiempo se volverá a oscurecerse (no como al estado inicial pero sí se oscurecerá), de ahí que tras la realización de un blanqueamiento dental sea necesario seguir siempre las siguientes indicaciones:

Debemos evitar aquellos alimentos y bebidas que manchen, ya que nos pueden alterar la eficacia del tratamiento. Se ha cumplir durante y unos días después del blanqueamiento. Son: el café, té, vino tinto o rosado, coca-cola,salsa de soja, vinagre de Módena, chocolate, remolacha, cerezas, moras, frambuesas y cualquier alimento fuerte de coloración.
No fumar o disminuir su consumo.
No utilizar pastas de dientes o enjuagues con clorhexidina ya que esté componente puede producir manchas en los dientes.
Evitar tomar cítricos.
Llevar una buena higiene oral. Se ha de realizar siempre, pero durante el tratamiento de blanqueamiento dental ha de ser más exhaustiva.

Una vez finalizado el tratamiento de blanqueamiento dental podemos usar pastas dentífricas y colutorios específicos que nos ayuden a mantener el tono conseguido (siempre indicados por nuestro dentista).
Normalmente al año de realizar el blanqueamiento dental es necesario dar una sesión de recuerdo para mantener el tono conseguido, pues como dijimos anteriormente los dientes siempre se oscurecen poco a poco con el tiempo.

Si estás pensando en realizar un blanqueamiento dental, llámanos y te informaremos sin compromiso o pide tu cita.

¿Te parece interesante? Compártelo!Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter