986 29 11 82 / 666 497 286 info@clinicabalaidos.com

La gingivitis es una enfermedad periodontal que se caracteriza por una inflamación reversible de las encías. Sus signos más evidentes a la hora de diagnosticarla son el aumento de tamaño de la encía, una coloración mas rojiza de la misma y el sangrado casi espontáneo (sobretodo a la hora de cepillar los dientes). El paciente también puede notar que presenta mal aliento.

La gingivitis está causada en la mayoría de los casos por el efecto a largo plazo de la placa bacteriana. La placa bacteriana es una lámina transparente y pegajosa que se adhiere a nuestros dientes y mucosas, la cual está constituida por una matriz orgánica (formada por los restos del metabolismo bacteriano, polisacáridos, proteínas, minerales, etc.) y por multitud de bacterias.

Esta placa bacteriana prolifera en ausencia de una correcta higiene oral volviéndose más patógena y provoca no sólo que se produzca gingivitis en nuestras encías si no que también aumente el riesgo de padecer caries dental.

Aunque la placa bacteriana es la principal causante de la gingivitis, hay otros factores que pueden influir, como son los cambios hormonales producidos durante la pubertad y embarazo, la diabetes mal controlada, apiñamiento excesivo de los dientes, toma de ciertos medicamentos, etc.

En cuanto al tratamiento de la gingivitis es muy sencillo. Si el principal factor etiológico es la presencia de acúmulos de placa, su eliminación mecánica será la base del tratamiento que debemos ofrecer a los pacientes. La eliminación de la placa bacteriana se realiza en la consulta dental mediante una tartrectomía o limpieza dental que ha de realizar el odontólogo o higienista. Se realiza mediante la utilización de ultrasonidos y un posterior pulido de los dientes. En ocasiones también se utiliza un spray profiláctico de bicarbonato para eliminar las manchas.

Una vez realizado el tratamiento lo podemos complementar con enjuagues antisépticos de clorhexidina u otros productos durante una semana.

Además de tratar la gingivitis con una limpieza dental, es importante controlar los otros factores que influyen en su aparición así como instruir al paciente en las técnicas de higiene oral, ya que un correcto control de la placa bacteriana es la mejor manera de prevenir la gingivitis.

Tras varios días y ya cuando nuestro paciente presente un periodonto sano, hay que recordarle que debe acudir a revisiones cada 8-10 meses para valorar el estado de los dientes y encías así como para realizar una nueva tartrectomía si es necesario.

La gingivitis no es una enfermedad grave pero es importante prevenir su aparición y tratarla en el caso de que nuestras encías estén ya afectadas. Ignorarla puede hacer que evolucione a una periodontitis (enfermedad periodontal irreversible que provoca la pérdida de los tejidos de soporte de los dientes). Por ello, si sospechas que tienes gingivitis, pídenos una cita para realizar una revisión de tus encías.

¿Te parece interesante? Compártelo!Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter